Skip to content

LOBATO, LA RAMA DEL PUEBLOLIBRE – CENTENARIO DEL LOBATISMO

bp-1929-cubs

El Movimiento Scout tiene por misión formar el carácter y la personalidad de niños y jóvenes para que se integren a la sociedad en buena ciudadanía, por lo tanto es un proyecto educativo con plena vigencia, siendo la visión de futuro que tuvo su fundador -Lord Robert Baden-Powell- en los comienzos del siglo XX.

Hay que considerar que inicialmente Baden-Powell se preocupó de los jóvenes adolescentes mediante la publicación de su libro “Escultismo para muchachos” y efectuando una primera experiencia de campamento scout en la Isla Brownsea con el Sistema de Patrullas, su éxito inmediato y el interés de los hermanos menores de los jóvenes scouts por participar en estas actividades, motivaron a Baden-Powell a crear una metodología dirigida a estos niños menores, una metodología diferente a la utilizada por los scouts, así crea el Lobatismo.

¿Qué es el Lobatismo?

Tal vez lo más importante a tener presente es que el Lobatismo es divertido, por cuanto el Lobato aprende jugando. El Lobatismo es un programa de diversión y actividades para niños en edad de Lobatos (de 7 a 11 años), que ofrece a los niños en su propia comunidad la oportunidad de: trabajar y jugar con otros niños, de desarrollar responsabilidades y aumentar la habilidad en entretenimientos y trabajos manuales.
¿Qué ofrece el Lobatismo?

El Lobatismo brinda una Promesa, acto que convierte al niño en un miembro de la Hermandad Scout; tal promesa les ayudará a desarrollar un sentido de auto-realización, de espiritualidad, lealtad, obediencia, a no ser egoísta y a servir a los demás. Los Principios expresados en la Promesa y la Ley de la Manada, proporcionan la base sobre la cual cada niño trabaja hacia un logro de metas. Para lograr un progreso, no hay tiempo determinado ni definido. Las palabras en que se expresan la Promesa y la Ley son simples y fáciles de entender, en la medida que el niño crece y madura estas palabras asumirán un significado más profundo, pues de ellas emanan valores éticos y morales, lo que dará a cada niño un futuro mejor. Cuando enseñamos a los niños el “deber al prójimo” estamos desarrollando virtudes de hermandad, fraternidad, respeto, compañerismo, lo que da mayor responsabilidad.

 

  • El Lobatismo proporciona aventuras, hace uso completo de la vívida imaginación de los niños y de su necesidad de aventuras. Juegos de todas clases, simples habilidades, adiestramientos de los sentidos, excursiones, historietas, actuación, música y trabajos manuales, todas estas actividades se combinan para formar un programa único para niños de esta edad.
  • Los juegos, permiten a los niños ser ellos mismos; espontáneos, excitables, bulliciosos aunque controlados. Los juegos les proveen una actividad a través de la cual tienen experiencias sociales, compañerismo y un sentido de incorporación o integración en el grupo.
  • La actuación, da a los niños la oportunidad de usar por completo tanto su imaginación y habilidad creadora como también el uso de ciertas actitudes sociales como la aceptación, manera de comportarse y saber dar el reconocimiento.
  • Las historietas, encienden la imaginación, controlan las emociones, traen a la vida el pasado y abren las puertas al futuro. No sólo entretienen a los niños sino que les da los medios naturales de instrucción en áreas relacionadas con conceptos tales como la lealtad y la confianza.
  • Las actividades al aire libre, brindan a los niños la oportunidad de conocer y apreciar espacios amplios y naturales, de desarrollar interés en las aves y otros animales, en los árboles y las rocas, en las estrellas y en los planetas.

 

¿En que ayuda el lobatismo?

El Lobatismo ayuda a desarrollar aficiones y trabajos manuales, el Lobato aprende muchas cosas útiles en la Manada. Entre otras desarrollan su habilidad natural y aprenden a apreciar los libros y la naturaleza. Hay pruebas llamadas de Estrella y Especialidades que los estimulan para calificar materias como natación, jardinería, dibujo, a fabricar juguetes, seguridad y primeros auxilios.

 

Pero, ¿qué les ofrece a los niños?

  • El Lobatismo ofrece a los niños la oportunidad de trabajar juntos, una Manada de Lobatos consta de alrededor de 18 a 24 niños trabajando y jugando bajo la dirección de adultos comprensivos, quienes les ayudan a conseguir lo más sobresaliente del programa. El número de Lobatos está en relación con la disponibilidad de dirigentes y en encontrar facilidades para sus reuniones.
  • El Lobatismo permite a los niños independizarse, les da a los niños la oportunidad de adentrarse más ampliamente en la comunidad manteniendo un vínculo con su hogar sobre bases más seguras y estables. Esto entonces les ayuda a satisfacer sus necesidades básicas para nuevas experiencias.
  • El Lobatismo trata con niños. El trabajo del equipo de unidad es exponer al Lobato a situaciones en las cuales ellos sean capaces de desarrollarse en todas sus Áreas de Desarrollo.

 

En resumen

El Lobatismo no tiene una prioridad absoluta en los niños y es realista al reconocer que otros programas infantiles hacen contribuciones, que el Lobatismo no está preparado para hacerlas, de modo que la importancia está en la cooperación y no competir con otros grupos de desarrollo de la infancia, así se evitan conflictos de lealtad.

Finalmente; el Lobatismo, junto con el hogar, la escuela y la formación INFORMAL de sus amigos y amigas de su barrio, población o la calle, tiene como propósito ayudar a los niños a ser miembros integrados de sus comunidades. Con la ayuda de dirigentes y padres dedicados, los Lobatos aprenderán en la Manada, muchas de sus experiencias futuras.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *